4 de feb. de 2012

Los VICIOS y los PECADOS

Se llaman vicios capitales aquellos, de los que nacen otros muchos. Se enumeran comúnmente los siete siguientes, que son soberbia, avaricia, lujuria, envidia, gula, ira, y pereza. De estos siete vicios, la lujuria y gula se llaman carnales, y los demás espirituales. No todos los pecados capitales son mortales, pues muchas veces no pasan de veniales; y así no se llaman capitales por ser siempre grave pecado, sino porque, como queda dicho, son cabeza, y raíz de otros muchos. 

Hay una diferencia entre pecado y vicio que estriba en que el pecado es un acto transitorio, mientras que el vicio es un hábito permanente y origen de nuevos pecados y desórdenes. En este sentido los pecados capitales son más propiamente vicios, según santo Tomás, porque son el origen y la fuente de la que nacen otros pecados innumerables, por eso son capitales o cabezas. 

“El pecado crea una facilidad para el pecado, engendra el vicio por la repetición de actos. De ahí resultan inclinaciones desviadas que oscurecen la conciencia y corrompen la valoración concreta del bien y del mal. Así el pecado tiende a reproducirse, pero no puede destruir el sentido moral hasta su raiz. Los vicios pueden ser catalogados según las virtudes a que se oponen, o a los pecados capitales que la experiencia cristiana ha distinguido siguiendo a San Juan Casiano y a San Gregorio Magno. Son la ira, la soberbia, la avaricia, la envidia, la lujuria, la gula, la pereza” (CIC 1865- 1867).

Los vicios capitales se vencen con el ejercicio de las virtudes opuestas. Así, la soberbia se vence con la humildad; la avaricia, con la generosidad; la lujuria, con la castidad; la ira, con la paciencia; la gula, con la templanza; la envidia, con la caridad fraterna; la pereza, con la diligencia y fervor en el servicio de Dios.

Estos vicios se llaman capitales porque son la fuente y causa de muchos otros vicios y pecados.

Los pecados contra el Espíritu Santo son seis: 1) la desesperación de salvarse; 2) la presunción de salvarse sin merecimientos; 3) la impugnación de la verdad conocida; 4) la envidia o pesar de la gracia ajena; 5) la obstinación en los pecados; 6) la impenitencia final.

Estos pecados se dice que son en particular contra el Espíritu Santo porque se cometen por pura malicia la cual es contraria a la bondad que se atribuye al Espíritu Santo.

Los pecados que se dicen clamar al cielo son cuatro: 1) el homicidio voluntario; 2) el pecado impuro contra el orden de la naturaleza; 3) la opresión del pobre; 4) la defraudación o retención injusta del jornal, del trabajador.

Se dice que estos pecados claman al cielo porque lo dice el Espíritu Santo, y porque su iniquidad es tan grave y manifiesta que provoca a Dios a castigarlos con los más severos castigos (Catecismo Mayor de San Pío X, Ed. Magisterio Español, Vitoria, 1973, pp. 127-128).

¡¡¡ ID en PAZ !!!
 Los 7 pecados de la religion catolica

3 de feb. de 2012

Las Virtudes: LA HUMILDAD

Como virtud, la humildad «consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento».

El término deriva del latín «'hŭmĭlĭtas, ātis, f. humilis'», que se traduce no solamente como humildad sino también como bajo o de la tierra y humus, ya que en el pasado se pensaba que las emociones, deseos y depresiones eran causadas por irregularidades en las masas de agua. Debido a que el concepto alberga un sentido intrínseco, se enfatiza en el caso de algunas prácticas éticas y religiosas donde la noción se hace más precisa. y tambien es una persona humide significa: persona modesta.

La humildad hace a una persona más cándida, más accesible y con quien se puede llevar mejor en una relación personal. Esto mismo no dice de una persona soberbia quien por su propio altivez, vive para sí misma y cierra las puertas para asociarse con aquellos a quienes considera de menor cuantía, al compararse con ella.

Antes de describir las bondades de esta magnánima virtud, valdría la pena hacer alguna acotación sobre lo que ella no es de acuerdo al dictamen que algunos se han hecho. Por un lado, la humildad no tiene la misión de hacernos sentir despreciados, ni que tengamos una pobre opinión de nuestras habilidades. No es su propósito revelarnos que somos los seres más miserables del planeta. No se trata de auto-afligirse y decir “no soy nadie, o soy bueno para nada”. 

Por otra parte,  son muchas las personas con gracia que piensan que humildad equivale a mujeres bonitas tratando de creer que son feas, o personas inteligentes tratando de creer que son tontas. Debería separarse la idea que la humildad nada tiene que ver con esa absurda simulación de la falta de cualidades. Pero la humildad, contrario a esta opinión, nos hace conocer los límites de nuestras fuerzas, nos revela los errores que tenemos para corregirlos, nos mueve a aprovechar el consejo y ejemplo de los buenos, nos hace sentir muy nuestras las necesidades y miserias ajenas y, sobre todo, nos hace vivir con transparencia delante de Dios que no mira nuestra apariencia sino las verdaderas motivaciones del corazón, porque "Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes" (Santiago 4: 6) 


Pruebas de la Verdadera Humildad;

1. Depende de la Misericordia de Dios.
2. Ve sus fallas y su necesidad de Perdón.
3. Reconoce su indignidad delante de Dios.
4. No ostenta sus logros ni su justicia.
5. Se goza cuando otros reciben honor.
6. Recibe abiertamente la crítica.
7. Lleva toda preocupación y ansiedad al Señor.
8. No sentir la necesidad de ganar todas las discusiones.
9. Aprender de personas con diferente doctrina y más jóvenes que nosotros.
10. Siempre está en disposición de servir. (Marcos 10:45)


¡¡¡ ID en PAZ !!!
 Los 7 pecados de la religion catolica

2 de feb. de 2012

Pecados capitales: LA ENVIDIA


La envidia, uno de los siete pecados capitales; como tal, tiene una connotación negativa, y no sólo por la definición de la envidia como “el desear lo que otros poseen”, sino por el hacerlo “mirando con malos ojos” (etimología de envidia), es decir, desando que en vez de que lo tuviera el otro, lo tuviera el que lo desea. Y de ahí deriva la dialéctica de de tal estado de ánimo, ya como pecado, o bien como virtud

De los pecados capitales, hay uno del que en lo personal nos ufanamos, del que, antes que sernos una ofensa, es un halago: la soberbia. No tenemos ningún problema con ello. Pero de igual manera, todo el problema sí lo tenemos con la envidia. Sin embargo, la reflexión se obliga, porque, habiendo rechazado siempre la envidia, de lo que, creemos, no tenemos en nuestro ser un atisbo de ella, de pronto ha aflorado, y nos previene. Y entonces, no podíamos seguir en la misma posición absolutista y maniquea de Evagrio Póntico (375); quien hizo la relación inicial de las Ocho Tentaciones (luego reducida a Siete Pecados Capitales por el papa Gregorio VII en el siglo VI); tratando con este sentir en absolutos términos negativos, es decir, de cuya absoluta negación se obtendría la virtuosidad del alma en gracia divina; y nos dispusimos, entonces, a considerar su parte positiva.

La envidia es algo negativo, una parte que nunca debe tocar nuestro ser, por que resulta algo dañino y perjudicial para nosotros cual mal termina por corroer nuestra alma y eso implicaria que le dariamos ventaja al maligno para que triunfe.

Dios es amable y misericordioso y nos ha encomendado a todos una mision especial a cada uno que es la de salvarnos a nosotros mismos ademas del proposito de cada uno de nosotros, pero Él tiene piedad.
Y es tan bueno con nosotros que cuando dejo los mandamientos dejo en claro que la envidia es nociva y no le gusta tal es asi que escribire los mandamientos en los que Dios habla de la envidia.

  • No cometeras Actos Impuros
  • No levantaras Falso testimonio ni mentiras
  • No consentiras pensamientos impuros ni deseos impuros
  • No codiciaras los bienes ajenosLa Envidia es un acto impuro pues al criticar a otros estamos criticandonos a nosotros mismos pues el dicho dijo: "Solemos ver la paja en el ojo ajeno y no en el nuestro ."
No levantaras Falso testimonio ni mentiras, si muchas veces la gente que padece envidia suele mentir sobre el como otras personas consiguieron lo que tienen. Un ejemplo claro y comun solo para que se den cuenta de como este mundo esta lleno de males les nombrare los mas comunes. 
Cuando alguien tiene un auto mejor, de inmediato surgen pensamientos de como lo pudo haber conseguido. Es comun tambien que a las mujeres trabajadoras y que sacan adelante a su familia se les critique de varias maneras. Son solo algunos, pero situaciones asi ocurren todos los dias.

No codiciaras los bienes ajenos y No consentiras pensamientos impuros ni deseos impuros.

Nos damos cuenta que 4 son los mandamientos que Nuestro Señor nos deja en claro que esta mal la envidia y es un pensamiento perjudicial al mismo tiempo que es un deseo dañino.

"La Envidia Mata" si la envidia mata es real ese dicho pues la envidia nos mata lentamente y no solo eso nos aleja de aquellos a quienes amamos y termina por corroernos.

Si alguna vez pecaste de envidia o actualmente le tienes envidia alguien sea cual sea la razon te invito a que hagas una consideracion sobre tu vida.

¡¡¡ ID en PAZ !!!
 Los 7 pecados de la religion catolica